Viuda de una de las víctimas exige justicia y que el acusado ''pague los daños ocasionados''

Denuncian que jueza ”da facilidades” a imputado por accidente automovilístico

El caso de un ex empleado del gobierno federal en Campeche que presuntamente atropelló a una familia en la avenida José López Portillo el 22 de enero de este año sigue su curso, pero la familia de una de las víctimas asegura que la jueza Guadalupe Taboada le ha dado más facilidades al imputado que apoyo a las familias de las víctimas.

“Él -el acusado- no ha tenido acercamiento de conciliación con los familiares de las víctimas, ni sus abogados, todo lo han visto entre abogados de él y la aseguradora del vehículo, pero hasta ahora no nos han informado nada según porque el juicio sigue su camino, y nosotros debemos esperar al dictamen de la jueza”, informaron.

Señalaron que el ex empleado de Campeche tenía hasta la semana pasada para cubrir la fianza de garantía de 200 mil pesos, lo que le permitía no pisar la prisión preventiva durante el desarrollo del juicio y las audiencias, pero no reunió el dinero y entregó una casa en garantía pero sin todos los requisitos, y aseguran que le dieron una nueva prórroga de 10 días para cumplir, por eso “consideramos que la juez está actuando de manera parcial y a su favor”.

Amairani Hernández Aguilar, viuda de Francisco Aké, elemento de la Guardia Nacional (GN) que acompañaba a su cuñada y sobrina a su casa cuando ocurrió el accidente, afirmó que este lunes el imputado y su equipo de abogados apelaron la multa de 200 mil pesos para que sea menor, pueda ser cubierta con prontitud y siga sin pisar la cárcel, situación que consideraron injusta en caso de darle la apelación a su favor con todo lo que pasado.

“Sólo queremos justicia y aunque se malinterprete, que pague los daños ocasionados, pues el incidente que mata a mi esposo deja a dos niños en la orfandad y a mí sin apoyo para atenderlos, todo por una imprudencia y un mal actuar tanto del acusado, y ahora también la jueza Taboada, pues parece tener indicaciones de privilegiarlo en vez de hacer justicia por el delito que cometió el señor”, aseguró.

Mientras tanto, Otilia Moreno, suegra de Amairani Hernández y madre de Francisco Aké, exigió justicia, que el acusado pague lo que se le solicita y darle a sus nietos la certidumbre necesaria, “en eso debería pensar la jueza, en los hijos que dejaron sin papá”, reclamó.

El 22 de enero de este año, el reporte al 911 de un accidente sobre la avenida José López Portillo, justo en el cruce peatonal de la escuela de Gastronomía y Mercadotecnia del Instituto Campechano, movilizó a agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de Vialidad, así como a ciudadanos testigos de lo ocurrido quienes siguieron al vehículo culpable pues había escapado de la escena para aparentemente esconderse en su casa y, posteriormente, desaparecer. Hace dos meses, el imputado se entregó, pero no pisó cárcel, ya que argumentaron que “el delito no lo amerita”.

You must be logged in to post a comment Login